Elaboración

El arroz de ‘putxero’ valenciano es una receta de cuchara muy popular en la cocina valenciana. La elaboración de este plato se divide en dos etapas diferenciadas. Mientras que en la primera de ellas conseguimos un delicioso hervido con las distintas carnes y las verduras, en la segunda parte del proceso nos centramos en cocinar el arroz con el caldo obtenido.

HERVIDO DE CARNE Y HORTALIZAS

En primer lugar, llenamos una olla con el agua fría y la ponemos al fuego. Añadimos la ternera, la gallina, los huesos y la sal. Lo mantenemos todo a fuego fuerte durante 20-25 minutos. Desengrasamos el caldo y lo dejamos cocer 1 hora más a fuego lento.

Transcurrido este tiempo, agregamos el resto de verduras sin echar todavía los garbanzos. Dejamos la olla a fuego lento unos 15 minutos, y después sumamos el pollo y las pelotas de carne. Subimos la potencia del fuego durante unos minutos hasta que rompa de nuevo el hervor, y volvemos a ponerlo todo a fuego lento 1 hora más.

Pasados 45 minutos desde que incorporamos el pollo y las pelotas añadimos las patatas peladas y enteras y los garbanzos, subimos el fuego hasta que rompa a hervir de nuevo, y otra vez volvemos a bajarlo a fuego lento. Dejamos la olla cocer otros 30 minutos.

Por último, apagamos el fuego y, con mucho cuidado, colamos el caldo en otra olla más pequeña (de unos 18 centímetros de diámetro). Calculamos medio litro de caldo por ración y lo llevamos a ebullición. Reservamos el resto del caldo.

PREPARACIÓN DEL ARROZ

Cuando hierva el caldo rectificamos de sal y vertemos 100 gramos de arroz La Fallera Redondo por persona. Lo removemos despacio de vez en cuando. El tiempo total de cocción para este tipo de grano es de 15 minutos.

Mientras cocemos el arroz sacamos con cuidado los otros ingredientes y los vamos colocando en fuentes, bien distribuidos. Por un lado, disponemos las pelotas, la carne de ternera y la de pollo. Por otro, en otra fuente distribuimos las patatas, los garbanzos, la zanahoria y las pencas.

Desechamos el resto de ingredientes.

Ahora sí, ya podemos servir el arroz. ¿Cómo se debe degustar este plato? Primero nos comemos el arroz caldoso con una buena cuchara y después saboreamos los ingredientes dispuestos en las fuentes.