• Arroz con caracoles y costillas

    tiempo de preparacion 30-30 min
    numero de comensales 4 personas
    numero de comensales 60' min
    numero de comensales Española
    Calorías por 100g: 831,75 kcal

    Ingredientes

    Elaboración

    • Disfruta de este plato único de arroz con caracoles y costillas. Sigue nuestra receta paso a paso y aprende a cocinarlo con el mejor arroz: La Fallera.

      La tradición culinaria en la Comunidad Valenciana también deja un lugar privilegiado a los caracoles o ‘vaquetas’ (caracol, en valenciano). Este ingrediente tiene multitud de variantes en forma de recetas y, como no podía faltar en la región valenciana, encaja a la perfección en varios platos típicos de arroz. Ejemplo de esto último serían el arroz con conejo o el arroz con caracoles y costillas, que os presentamos a continuación.

      Cómo hacer arroz con caracoles

      Arrancamos nuestra receta de arroz preparando la carne que acompañará a los caracoles como ingrediente principal. Para ello, ponemos en la paella un chorrito de aceite de oliva virgen extra y encendemos el fuego a temperatura media.

      Ponemos en la paella un chorrito de aceite de oliva virgen extra

      En cuanto se caliente un poco el aceite, incorporamos los dos dientes de ajos pelados con una rajita por la mitad para que suelten mejor su sabor. Doramos un poco los ajos y añadimos las costillas para freírlas. Tras esto último, las reservamos aparte en un plato y desechamos los ajos.

      Añadimos las costillas para freírlas

      El siguiente paso se centrará en los caracoles, ingrediente estrella de nuestro arroz. Antes de cocinarlos hay que lavarlos muy, pero que muy bien. Un truco es ponerlos en agua con vinagre y limón durante unos minutos, lo que podemos hacer mientras se cocinan las costillas para ahorrar tiempo.

      Lavamos bien los caracoles

      Tras dejarlos en remojo, los lavamos en un escurridor con abundante agua. Insistimos en poner esmero y dedicar tiempo a este paso. A continuación, ponemos los caracoles en una olla con agua fría, la hoja de laurel, la de tomillo y una cucharada de postre de sal.

      Pasamos la olla de los caracoles al fuego y dejamos con temperatura alta hasta que hierva. Cuando empiece la ebullición, podemos bajar un poco el fuego sin que deje de hervir y esperamos así unos 25 minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando. Pasado este tiempo, escurrimos los caracoles de manera que aprovechemos el caldo para nuestra paella. Es por esta razón por la que debemos de limpiar muy bien los caracoles antes de cocerlos.

      Escurrimos los caracoles para aprovechar el caldo para nuestra paella.

      Volvemos a la paella para poner otro chorrito de aceite y añadir media cebolla cortada en finas tiras. Pochamos este ingrediente a fuego medio y, de manera seguida, incorporamos los pimientos, tanto el rojo como el verde, cortados en taquitos pequeños. Removemos muy bien durante unos minutos hasta que quede todo bien sofrito.

      Añadimos los pimientos y removemos

      Es el momento de echar el caldo que hemos obtenido antes. Este tiene que estar caliente, y las costillas y los caracoles cocinados previamente. Llega el turno del arroz La Fallera Bomba, ideal para este tipo de platos por su textura, añadimos el arroz y removemos todo junto durante un minuto.

      Añadimos arroz La Fallera

      Cocemos durante los primeros 5 minutos todo a fuego fuerte. Tras esto, bajamos el fuego a temperatura media durante unos 9-10 minutos. Y los últimos 4 o 5 minutos, a fuego muy lento, siendo un total de entre 18 minutos de cocción aproximadamente para que el arroz quede en su punto perfecto. Por último, se recomienda dejar reposar sin tapar 5 minutos antes de servir para que todos los sabores se asienten y el este arroz con caracoles y costilla quede delicioso.

      Arroz con caracoles y costillas

    ¿Seco o caldoso? Tú eliges

    Lo mejor que tienen los platos tradicionales de arroz es que están adaptados para todos los gustos. Cada cocinero y comensal decide si lo quiere con carne, pescado, marisco… o, si prefiere que sea paella seca o arroz meloso o caldoso. En este último caso, La Fallera lo pone muy fácil con una variedad de arroz para platos melosos o caldosos.

    Se trata de un tipo arrocero muy adecuado para que el cuerpo y el grano tenga consistencia de principio a fin. Sin duda, triunfarás si eliges esta variedad a la hora de hacer un arroz caldoso o meloso. En este sentido, también hay que destacar la importancia del caldo, cuya cantidad aumentará según si preferimos más seco o más caldoso.

    Arroz con caracoles y costilla

    Como norma general, para preparar un arroz seco o paella tradicional la proporción de caldo será de 2,5 partes por cada 1 de arroz. Esto aumenta a 3 partes de caldo por cada 1 de arroz en el caso de una receta de arroz meloso. Y, se eleva para el caldoso a 4 porciones de caldo por cada 1 de arroz.