Elaboración

Vierte el aceite sobre la paella y enciende el fuego. Una vez el aceite esté caliente, añade el conejo y el pollo y sofríelos hasta que adquieran un color dorado. Recuerda darle vueltas a las piezas de carne para que se hagan uniformemente. A continuación echa las verduras y rehógalas. Ahora vierte el tomate rallado y sofríelo del mismo modo, removiendo constantemente.

Ahora es el turno del pimentón. Añádelo y remuévelo apenas un instante, enseguida tienes que verter el agua hasta los remaches de la paella para evitar que se queme.
Añade el azafrán, el romero y la sal. Una vez que el agua rompa a hervir, déjala unos 5 minutos en ebullición con fuego vivo. A continuación baja a fuego medio y déjala cocer entre 20 y 30 minutos.

Aviva el fuego y añade el arroz. La forma tradicional de ponerlo es haciendo una cruz en el agua que está hirviendo y repartirlo de modo uniforme por la superficie del recipiente. Aprovecha ahora para probar y rectificar de sal.

Manten el fuego fuerte durante unos 10 minutos y reduce el fuego a la mitad durante un tiempo parecido hasta que el arroz quede en su punto de cocción.

¡Buen provecho!

Esta receta es típica del Camp de Túria y L’Horta. Si quieres conocer otras versiones de auténtica Paella Valenciana visita el proyecto “Seis Recetas de Un plato único”.